Los efectos secundarios de los antibióticos para el Acné

Los efectos secundarios de los antibióticos para el Acné

Actualmente, los médicos suelen recetar una serie de antibioticos, de forma tópico u oral, para tratar el acné. Sin embargo, no simpre produce los resultados deseados sobre la mayoría de las personas y de ser así, es en pequeños resultados.

Como norma general, ningún antibiótico debe de ser usado más de tres meses. Por ello, cuando alguno de estos produce resultados, son temporales. Además, pueden desarrollar graves efectos secundarios, por lo que deben de utilizarse con precaución.

Antibioticos para el Acne

Desde Tratamiento Acné, vamos a analizar una serie de medicamentos recetados en caso de que presentemos síntomas de Acné, así como los efectos secundarios que pueden tener sobre nuestro organismo. Con ello, podremos tener una idea clara del tratamiento a seguir.

Cómo los antibióticos tratan el Acné

Los antibióticos utilizados para el tratamiento del acné se dividen en dos categorías principales:

  1. Antibióticos tópicos, aplicados en la piel. Trabajan de forma local, lo que significa que tratan al área de la piel en la que se aplican.
  2. Antibióticos orales, aplicados vía oral. Son medicamentos sistémicos, lo que significa que afectan al cuerpo.

Los antibióticos poseen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Estos antibióticos no eliminan el acné en su totalidad. Lo que en realidad hacen es reducir el número de lesiones del acné cuando causan resultados.

Antibióticos tópicos

Los antibióticos tópicos tienen como función reducir la inflamación en lugar de matar las bacterias. Sus propiedades antiinflamatorias son:

  • Bloquear la producción de moléculas inflamatorias producidas por la bacteria del acné y por el sistema inmunológico del cuerpo.
  • Reducir el número de células inflamatorias que se desplazan al sitio de la lesión, disminuyendo el enrojecimiento y el dolor producido por el acné.

Antibioticos Topicos

Numerosas investigaciones indican que si bien los antibióticos tópicos pueden matar las bacterias en el laboratorio, no lo hacen en la piel humana.

Cuando se usan para tratar el acné, reducen el número de bacterias del acné en una cantidad minúscula, pero no de forma significativa.

Antibióticos orales

Los antibióticos por vía oral suelen recetarse para casos en los que el acné se presenta con gravedad como puede ser el acné que afecta al tronco y/o el acné moderado, que no responden a los tratamientos tópicos.

Antibioticos por Via Oral

Al igual que los antibióticos tópicos, también son antiinflamatorios. Sin embargo los antibióticos orales también matan las bacterias en un grado significativo. Sin embargo, no eliminan completamente el acné: sólo reducen el número de lesiones.

Recomendaciones para cuando se toman antibióticos

Al recetar antibióticos, ya sean tópicos u orales, los médicos recomiendan tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Sólo use antibióticos si otros tratamientos tópicos no funcionan.
  • Siempre use antibióticos en combinación con otros medicamentos.
  • Nunca combine los antibióticos tópicos con los orales.
  • Deje de tomar la medicación si no hay ninguna mejora, o sólo una ligera mejora, en un plazo de seis a ocho semanas.
  • Nunca use antibióticos tópicos u orales por más de 3 meses.

Efectos secundarios de los antibióticos tópicos

Los antibióticos tópicos que se recetan con más frecuencia, aportando una mayor eficacia para el acné son la clindamicina y la eritromicina.

La irritación de la piel es el efecto secundario común en ambos medicamentos.

Clindamicina

El efecto secundario más común de la clindamicina es la irritación de la piel.

Cuando se aplica en grandes áreas de la piel, la clindamicina puede ser absorbida por el torrente sanguíneo y producir efectos secundarios en nuestro sistema.

Los informes indican que la absorción de clindamicina puede causar problemas gastrointestinales o un crecimiento excesivo de bacterias peligrosas que pueden perturbar el sistema gastrointestinal.

Aunque los estudios de investigación no han encontrado una asociación significativa entre el uso de la clindamicina y tales síntomas, los médicos recomiendan las siguientes precauciones:

  • No aplique la clindamicina en grandes áreas de la piel, como el tronco
  • No utilice la clindamicina en pacientes que ya padecen enfermedades gastrointestinales
  • Si se produce una diarrea grave o prolongada u otros síntomas gastrointestinales mientras se toma clindamicina, interrumpa la medicación inmediatamente.

Eritromicina

La eritromicina produce una irritación de la piel. Sin embargo, no se absorbe en el cuerpo de la misma manera que la clindamicina, por lo que no produce efectos secundarios sistémicos.

Efectos secundarios de los antibióticos orales

Los antibióticos orales son aquellos ingeridos por vía oral, absorbidos por el torrente sanguíneo. Con todos los antibióticos orales, el principal efecto secundario es el malestar gastrointestinal, náuseas, vómitos o diarrea.

Todos los antibióticos que se toman de esta forma pueden presentar efectos secundarios que pueden ir de menos a más peligrosos.

Los antibióticos orales comúnmente prescritos son la tetraciclina, la doxiciclina y la minociclina.

Tetraciclina

El efecto secundario más común de la tetraciclina son los problemas gastrointestinales, que afectan a la mitad de los pacientes.

Además, no sólo mata las bacterias dañinas para las que se prescribe, sino también a las bacterias beneficiosas que viven en los intestinos y los mantienen sanos. Con un uso prolongado, estos problemas pueden transmitirse a contactos cercanos, como los miembros de la familia.

Otro efecto secundario más común de la tetraciclina son las reacciones cutáneas, decoloración permanente de los dientes, candidiasis e incluso brotes repentinos de acné.

Doxiciclina

La doxiciclina pertenece a la familia de los antibióticos de tetraciclina y, por lo tanto, causa todos los mismos efectos secundarios a la tetraciclina. Sin emabrgo, es más probable que a doxiciclina cause una mayor sensibilidad al sol que la tetraciclina.

El efecto secundario más común es el malestar gastrointestinal, seguido de la fotosensibilidad.

Minociclina

La minociclina pertenece, al igual que la doxiciclina, a la familia de los antibióticos de tetraciclina, causando los mismos efectos secundarios que otras tetraciclinas.

Además de los síntomas gastrointestinales habituales, causa efectos secundarios en el sistema nervioso central, como mareos y vértigos.

La minociclina puede originar otro efecto secundario, raro pero grave, llamado hipertensión intracraneal, tratandose de un aumento de la presión dentro del cráneo.

Dado que la minociclina, al igual que otros antibióticos, mata a las bacterias beneficiosas junto con las dañinas, puede alterar el equilibrio de las bacterias en el cuerpo. La piel y el intestino son el hogar de muchas especies de bacterias beneficiosas que desempeñan funciones importantes, entre ellas la de mantener a raya a las bacterias nocivas.

Cuando la minociclina mata estas bacterias beneficiosas, permite que otras especies de bacterias dañinas, no afectadas por la minociclina, se vuelvan salvajes.

En un estudio se comprobó que el consumo de minociclina durante un mes provocaba un aumento espectacular del número de bacterias Pseudomonas y Streptococcus en pacientes con acné.

TMP-SMX

El TMP-SMX se prescribe ocasionalmente para el acné. Puede causar efectos secundarios graves como erupciones, reacciones de hipersensibilidad y cambios peligrosos en las células sanguíneas.

Debido a la gravedad de estos efectos secundarios, los médicos tienen que tener precaución al recetar TMP-SMX, reservando su uso para los pacientes que no pueden tolerar otros medicamentos.

Azitromicina

Al igual que todos los demás antibióticos orales utilizados para el acné, la azitromicina suele causar trastornos gastrointestinales, aunque típicamente en menor grado que otros antibióticos. Otros efectos secundarios comunes incluyen dolor de cabeza y mareos.

Entonces, ¿por qué no usamos la azitromicina directamente? Porque aunque los efectos secundarios más comunes de la azitromicina son relativamente leves, estudios recientes indican que la azitromicina también puede causar efectos secundarios graves, como arritmias, que ponen en peligro la vida y pérdida auditiva irreversible.

Amoxicilina

La amoxicilina se prescribe ocasionalmente para el acné, aunque hay pocas pruebas que indiquen si es eficaz para esta afección.

Generalmente, suele ser bien tolerada, con efectos secundarios relativamente leves. Los efectos secundarios más comunes son similares a los de otros antibióticos orales.

Eritromicina

Los médicos a veces recetan eritromicina oral como antibiótico alternativo a los pacientes que son alérgicos a las tetraciclinas o que están embarazadas, ya que es uno de los pocos antibióticos que a veces se recetan durante el embarazo.

Sin embargo, también interactúa frecuentemente con otros medicamentos, y estas interacciones pueden causar efectos secundarios graves, como arritmias y, en el peor de los casos, muerte súbita.

¿Contribuyen los antibióticos a la desaparición del Acné?

No. Ni los antibióticos tópicos ni los orales despejarán el acné en su totalidad. Cuando funcionan, sólo deben usarse durante 3 meses, lo que significa que los resultados, en el mejor de los casos, serán temporales.

Los antibioticos y la desaparicion del Acne

La terapia para el acné ha avanzado mucho desde la época en que los médicos sólo tenían antibióticos para recetar a los pacientes. Si su médico le receta antibióticos para el acné, asegúrese de preguntar por qué es el tratamiento de elección, y, si lo cree conveniente, obtenga una segunda opinión.

Deja una respuesta