¿Afecta la Piscina al Acné?

¿Afecta la Piscina al Acné?

Desde Tratamiento Acne respondemos a una pregunta muy frecuente en esta época del año ¿Es nadar en la piscina beneficioso o perjudicial para el Acné?. Vamos a verlo:

Los productos químicos utilizados para la desinfección de las piscinas están diseñados para la eliminación de las bacterias y los microorganismos que se encuentran en su interior. Dado que el acné es considerado un bacteria, puede ayudar a matar las bacterias del acné, ayudando así con los sintomas presentes con el acné.

No tiene que preocuparse por nadar en la piscina si presenta acné, pero hay que tener en cuenta que el cloro, así como otros desinfectantes utilizados en el agua, pueden causar irritación y squedad en la piel.

Una piel demasiado seca y/o irritada puede conservar el ciclo del acné, por lo que se debe tener, siempre que sea posible, una piel equilibrada e hidratada.

Otro factor a tener en cuenta: el sol. Proteja su piel de una prolongada exposición al solo usando filtros solares que no obstruyan los poros de la piel. Las quemaduras solares pueden provocar acné, ya que la reparación de si misma se realiza en las semanas posteriores a la sobreexposición a los rayos solares.

Composición del agua de la piscina

La composición del agua de la piscina puede variar dependiendo del:

  • Clima/Tiempo.
  • El número y el comportamiento de las personas en la piscina.
  • La presencia de contaminantes como la orina, el sudor, la suciedad, la saliva, las células de la piel y los productos de cuidado personal.

El agua de la piscina puede ser purificada utilizando dos métodos:

  • Filtración, que elimina las partículas que se desplazan en el agua.
  • Productos químicos, que destruyen los microorganismos que viven en el agua.

Para cumplir con la normativa de seguridad vigente a día de hoy, cualquier desinfectante químico debe ser capaz de eliminar el 99,99% de un «organismo indicador» en los 30 segundos posteriories al tratamiento.

Los desinfectantes compuestos a base de cloro son los más utilizados para lograr este nivel de desinfección debido a que, al reaccionar en el agua, forman ácido hiplocloroso, un agente químico que mata a los microorganismos.

Vamos a profundizar en este asunto:

Cuando los desinfectantes químicos reaccionan con la materia orgánica presente en el agua, se producen una variedad de compuestos más pequeños. El colectivo de estos compuestos se llaman «subproductos de la desinfección», o DBPs.

Por eso hay que prestar importancia al asutno: estos DBP, unidos con los desinfectantes compuestos a base de cloro, pueden causar daños en la función de barrera de la piel, provocando sequedad e irritación. Teniendo en cuenta que las personas que presentan acnñe tienen una barrera deteriorada, es poco aconsejable dañarla más.

¿Hay algún beneficio en estos químicos? Dado que estas sustancias químicas están diseñadas para la eliminación de los microorganismos, surge la pregunta de si también pueden matanra las bacterias del acné, lo que podría ayudar con el acné. Esto aún no ha sido estudiado, pero es una posibilidad.

Sequedad de la piel

El trastorno cutáneo más común que se puede observar en los nadadores es la excesiva sequedad de la piel, también conocida como xerosis del nadador.

¿Por qué las personas con acné deben preocuparse por tener la piel seca? Porque la piel seca representa una barrera deteriorada, y las personas con acné ya tienden a tener esta característica.

Esta sequedad es producida cuando la capa más externa de la piel, llamada estrato córneo, se deshace de los aceites naturales y/o se daña de alguna otra manera.

El agua que se encuentra habitualmente en las piscinas puede quitar la grasa de la piel permaneciendo un largo periodo de tiempo dentro de esta, deteriorando la función de barrera de la piel.

Un estudio realizado en 2003 descubrió que el agua, compuesta con cloro, puede reducir la capacidad de la piel para conservar la humedad.

Ducharse puede empeorar las cosas: los nadadores se duchan más frecuentemente que los demás porque normalmente se duchan después de nadar. Sin embargo, se debe evitar el exceso de lavado de la piel para las personas con acné porque… lo adivinó… el exceso de lavado también puede dañar la función de barrera de la piel. Por esta razón, la piel no debe mojarse más de dos veces al día.

Acné acuagénico

El acné acuagenico es un trastorno común de la piel que afecta a los nadadores. Aunque posee su propio nombre, en realidad consiste en un acné común, y el tratamiento es el mismo.

Se llama simplemente acné acuágeno por la forma en que el agua agrava la condición. Las personas que  tienen la piel clara pueden desarrollar acné acuágeno y las personas que ya tienen acné pueden ver un empeoramiento de su acné.

Hay dos procesos que pueden contribuir a la aparición del acné acuágeno:

  • Sobreproducción de aceite de la piel: Las glándulas que producen el aceite de la piel reaccionan notablemente a la pérdida de aceite de la capa superior de la piel durante la natación. A medida que el aceite de la piel, llamado sebo, se desprende de la superficie, la piel produce este compuesto a un ritmo mayor para reemplazar lo que se ha perdido.
  • Obstrucción de los poros: El daño que el agua causa a la barrera de la piel puede indicar a esta que sobreproduce células en un intento de repararse a sí misma. Esta sobreproducción de células de la piel puede llevar a la obstrución de los poros.

Para prevenir el acné acuágeno:

  • Prestar atención a la sequedad de su piel después de nadar e hidrátese si es necesario.
  • Evitar los protectores solares que obstruyan los poros.
  • Buscar filtros solares que estén hechos específicamente para «piel sensible» y filtros solares que indiquen en la etiqueta «no comedogénico» o «no obstruirá los poros».

Las Gafas de Natación y el Acné

Los nadadores también pueden desarrollar acné debido a la irritación de la piel provocada por las gafas de natación. Cualquier cosa que conlleve un roce repetido en la piel puede causar o empeorar el acné, así que esto es algo en lo que hay que pensar.

No te estreses por llevar gafas de natación. Pero, una vez fuera del agua, lo mejor es quitarse las gafas por completo en lugar de, por ejemplo, ponértelas encima de la cabeza.

Foliculitis

A veces los nadadores desarrollan una condición de la piel que se asemeja al acné pero que en realidad no es acné. Se llama foliculitis, que significa inflamación de los folículos pilosos.

Su aparición se debe al uso de trajes de baño húmedos y ajustados durante largos períodos de tiempo, como puede ser durante las competiciones de natación. Por eso esta condición también tiene el apodo de «fondo de bikini».

A diferencia del acné, la foliculitis a menudo implica una infección por un tipo de bacteria llamada Staphylococcus aureus.

Para reducir el riesgo de desarrollar foliculitis, es recomendable cambiarse los trajes de baño mojados lo antes posible después de nadar.

Nadar y el resto de enfermedades de la piel

Los estudios sobre la forma en que el agua de las piscinas y sus productos químicos afectan a otras enfermedades de la piel nos muestran que los productos químicos de las piscinas pueden afectar negativamente a la piel y, en algunos casos, causar dermatitis.

La dermatitis es un sarpullido de color rojo, inflamado y con picor, que experimetan todas aquellas personas que pasan con frecuencia tiempo en el agua de las piscinas.

 

La dermatitis es la prueba de una barrera cutánea poco saludable.

Recuerde, cualquier cosa que perturbe la barrera de la piel puede ser potencialmente malo para el acné.

Exposición solar

Al nadar al aire libre, es probable que exponga su piel a la luz del sol. La luz del sol no es del todo mala. Promueve la síntesis de la vitamina D en nuestros cuerpos, lo que es beneficioso para la salud de la piel, y puede ser beneficioso para el acné.

Por otro lado, la sobreexposición al sol puede dañar la piel y morder con el acné en las semanas siguientes a la exposición. Un poco de sol está bien, pero asegúrese de evitar las quemaduras de sol.

Cuando elija un protector solar, asegúrese de elegir una opción de «amplio espectro» y «no comedogénica». Busque términos como «para piel sensible» o «para piel con tendencia al acné» cuando los encuentre.

Y cuando aplique el protector solar, como con cualquier otro producto tópico para el cuidado de la piel, use sus manos desnudas y manténgase suave mientras lo aplica para evitar irritar físicamente su piel.

Conclusión

Nadar en una piscina es relativamente seguro cuando se toman las precauciones adecuadas, como hidratarse, mantenerse suave al secarse, evitar lavarse demasiado después de nadar y protegerse contra una excesiva exposición al sol con protectores solares que no obstruyan los poros.

Si te gusta nadar en el océano y te estas planteando la misma pregunta, aquí tienes un artículo similar sobre el Acné a la hora de nadar en el océano.

Deja una respuesta